Recital de poesía en el Buen Pastor

Por Rosaura Mestizo Mayorga

Coordinadora Festival de Poesía de Bogotá en Penitenciaria, El Buen Pastor

Mayo, 2024

 

 

El XXXII FESTIVAL INTERNACIONAL DE POESIA DE BOGOTA-2024, comprometido con la palabra en voz poética, el compromiso humano y social en su extensión a las comunidades, por segundo año (2023 y 2024), se propuso extender sus lecturas, sus reflexiones a un plano más íntimo –vulnerable- como puede ser la soledad que podríamos imaginar de las hermanas mujeres que, por diferentes motivos, han sido privadas de su libertad.

 

Importante reconocer el compromiso y la solidaridad de quienes dirigen el Centro Penitenciario -CÁRCEL DISTRITAL DE MUJERES- EL BUEN PASTOR-, en la ciudad de Bogotá y resaltar su apertura, su bondad, la disposición y la nota de confianza en el Festival y los poetas que llegamos allí con alegría, a llevar nuestras voces y a escuchar la voz de las mujeres que trascienden en su profundidad y su sentir de la poesía, expresando a su modo ese pensamiento de sí mismas, a partir de las semillas que recogen por su trasegar de la vida cotidiana, a las semillas que les dejó el evento que las encerró y que las lleva a reconstruirse con paciencia, en reflexión, con nuevos atributos que se descubrirán en esa soledad que debe permear cada noche en el primer ensueño bajo el techo.

 

Hay quienes dicen que la poesía no sirve: hay quienes preguntan ¿Para qué la poesía?

 

Lo cierto es que llegar vestida de poesía y de danza que también lo es. No es menos cierto que la poesía es esencial a cada uno de los individuos, que el aprendiz focaliza mediante su escucha, que descubre la manera de encontrarse, de resistir el dolor, de repatriarse en el enclaustramiento, llenarse de esperanza y sostenerse altruista para el nuevo vuelo y soñar la libertad de otra manera.

Es precisamente aquello que se descubre y se conquista, cuando compartimos con las mujeres privadas de su libertad. –ver el mundo, los arraigos y desarraigos de una manera más nutrida, más sensata. Es de cierto modo responder a quienes dicen que la poesía no sirve. Claro que sirve, lo evidente no son las monedas. Pregunto: ¿No es acaso ganancia cruzarnos de forma mancomunada en solidaridad, en consuelo y en una nueva forma de contribuir a repensar el mundo, a salvar la tierra? ¡A amar a nuestros hijos? Y de nuevo ¿A corregir el vuelo?

 

Cabe destacar que la llegada de voces poéticas a este lugar de reclusión, no podríamos salir aireadas por un servicio cultural. No salimos sintiéndonos consoladores o salvadores. Más allá de conmovidos salimos llenos de aprendizajes por el valor de ellas, de las mujeres restringidas de su libertad, conmovidos, no por la reclusión, sino por su bondad, por su alegría y por su destacada re-creación literaria. 

 

Creo que sus enseñanzas nos fueron nutritivas a los externos, aprendimos, de la resistencia.

 

Gracias mujeres habitantes de sueños intramurales.

 

 

A continuación compartimos apartes del recital: 

Comentarios: 3
  • #3

    Luis Adolfo Vidal (miércoles, 22 mayo 2024 06:40)

    Los felicito por el cubrimiento de tan importante espacio cultural de los y las reclusas.
    Eso es aportar al desarrollo y bienestar de nuestra sociedad.
    Gracias

  • #2

    Claudia María Barrientos Gutiérrez (domingo, 19 mayo 2024 18:07)

    Felicidades y muy dispuesta a compartir con esta población mi Arte Palabra para la Esperanza.

  • #1

    ROSAURA MESTIZO (domingo, 19 mayo 2024 12:51)

    Total agradecimiento a Quira Medios y al principal gestor, Edgar Rodríguez que con paciencia, y una gran voluntad, ajusta todos sus horarios, para atender estos quehaceres, los que solo una vez al año se llega a la Cárcel del Buen Pastor de Bogotá.
    El registro histórico solo es una muestra y acercamiento de todo cuanto nos ungió en este encuentro consolidado de interés en cada uno de los poetas y su importante interés y solidaridad para unirnos en una sola voz. La POESÍA. Muchos gracias a todos.