EDITORIAL


 

QUIRA MEDIOS 2018

“Viejo - Nuevo Sol”

Redacción Quira Medios

revista.quira@gmail.com

Bogotá, enero de 2017

 

 

Nuestro camino y aprendizaje como medio de comunicación permitió durante el giro 2017 el encuentro de personas maravillosas comprometidas con las artes y la cultura de Bogotá, mujeres y hombres que profundamente admiramos y con quienes despertamos afectuosa complicidad. 

 

Esta circunstancia significa para el nuevo año mayor compromiso en el acercamiento de la vida y movimiento creador de la ciudad a sus habitantes, procurando de esta manera realizar un mejor aporte en la construcción del tejido y cohesión social de esta Bogotá de todos y de nadie.

 

Gracias a la confabulación mágica del Universo se vinculan al sueño conjunto la diseñadora, editora y activista Andrea Castro como Redactora Cultural, la escritora Tatik Carrión en la Redacción Literaria en donde también contaremos con los aportes de los amigos de Renascentro Ateneo Literario primordialmente del escritor Mario Torres Duarte y la guionista Liza Roncancio, el director y dramaturgo Camilo Casadiego asume la Redacción de Artes Escénicas, Carolina Pedroza Ruíz actriz, poetisa y artista plástica reabrira el espacio virtual de la Galería Quira, el antropólogo, el líder comunitario, realizador y defensor de derechos humanos kamentsa biya Andrés Juajibioy asumirá el Circulo de Pensamiento Ancestral, el investigador y comunicador Giovanni Púa retoma su participación en el circulo socioantropológico de nuestra sección "Antrophos", el internacionalista y académico Jaime López de Mesa igualmente reanuda su participación con análisis de coyuntura internacional, Luna Vera actriz, poetisa y yogi así como el músico virtuoso y poeta David Beltrán apoyarán en labores de cubrimiento y prensa, la talentosa actriz y viajera Erika Valeska hará corresponsalía desde Nueva York, el geógrafo Freddy Rivas  hará entregas sobre la marcha en Madrid, el escritor y periodista argentino Patricio Eleisegui continuará con sus aportes sobre medio ambiente y el movimiento cultural bonaerense, Erika López publicará artículos sobre México Lindo, mientras la viajera polaca Urszula Rudnik nos apoyará con notas sobre la vida cultural de su amada Polonia, finalmente, la brillante y polifacética María José Rodríguez orquestará y dirigirá los nuevos senderos y proyección de Quira Medios.

 

Así, el 2018 se proyecta con toda la energía, entusiasmo y optimismo, reiteramos la invitación a divulgar con nosotros todas sus actividades académicas, comunitarias, sociales y medioambientales, por supuesto sin costo y con toda la mejor disposición de nuestra parte. 

 

Gratisimas miles para nuestros suscriptores, lectores y seguidores, un abrazo de hermano catsata y lo mejor de lo mejor en este “Viejo - Nuevo Sol”.

Edgar Rodríguez Cruz

Director Quira Medios

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Raf Chap (domingo, 21 enero 2018 12:39)

    La labor que todo el equipo que participa en Quira realiza es muy loable y encomiable. El aporte social, ambiental y humano que desarrollan se corresponde con los méritos de personas con mucho conocimiento, quienes desde una "confabulación mágica" participan de la construcción de ciudad; en un territorio con tanto anhelo de cambio, -en el que se escuchen todas las voces-, principalmente, las de aquellas y aquellos que tienen unas condiciones bastante adversas y hostiles.

    Un abrazo fraternal,

    Raf Chap




 

TIEMPOS DE SOLSTICIO Y REFLEXIÓN

Redacción Quira Medios

revista.quira@gmail.com

Bogotá, diciembre de 2017

 

 

El Planeta Azul conmemora en nuevo periplo entorno al gran Jefe. Estos tiempos cósmicos invitan a reflexionar sobre nuestra existencia, lo que somos como especie, nuestra relación con la naturaleza, con nosotros mismos.

 

Los sucesos de la actual coyuntura denotan una humanidad incapaz de superar el viejo hábito de la guerra, es como si el culto a la muerte fuese parte inexorable de nuestra idea de civilización. Así mismo el comportamiento cada vez más agresivo de las personas muestra que las sociedades se quebrantan a carencia de un paradigma de cohesión social.

 

El cine, series e informativos de televisión, videos por internet y artículos de prensa, con frecuencia presentan piezas y estrategias de comunicación focalizadas en explotar comercialmente el lado morboso de la curiosidad humana utilizando para ello escenas de discriminación, degradación y violencia principalmente dirigidas a jóvenes espectadores.

 

La acción de los medios corresponde a los discursos de muchos políticos quienes a través del señalamiento culpan a grupos ideológicamente opuestos de los problemas colectivos, generando de esta manera polarización como estrategia proselitista para incrementar su séquito de adeptos y capital electoral. Pareciese que las élites, los grandes titiriteros, prepararan la humanidad para una confrontación irracional a gran escala.

 

La visión preapocalíptica, totalmente desfasada con la tradición festiva decembrina, es una invitación al cuestionamiento. Los tiempos del solsticio, son el momento propicio para agudizar el sentido, analizar lo que ocurre y proyectar lo por venir, pensando especialmente en nuestros niños. Ojala, de la mirada reflexiva surjan muchas ideas para fortalecer los lazos que nos unen, las actitudes que nos hacen humanos, más humanos, y que el inicio del nuevo periplo marque un camino de esperanza y bienestar para todos los seres que habitamos este precioso planeta.

 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    NICOLAS RIAÑO ESPINOSA (viernes, 29 diciembre 2017 17:15)

    Aunque no estamos muertos todavia, respiramos. El sentido comun de las especies, y en la nuestra sobre todo. Sobrevivimos de ello.
    La vida girara cada vez mas rapido, nuestras vivencias son efimeras. Todo es tan susceptible en esta tierra, los medios informativos seguiran, la sangre correran, mas escandalos, pero con un pequeño VUELCO. . El 2018 es de CAMBIOS.

  • #2

    Luisa Luna (viernes, 29 diciembre 2017 22:06)

    Es una reflexión interesante, pero Dios mio, todo va muy mal!
    Qué hacer ante tanta crueldad ?




 

BOGOTÁ INTERCULTURAL, CIUDAD ABIERTA

Redacción Quira Medios

revista.quira@gmail.com

 Bogotá, octubre de 2017

 

 

En el actual escenario “liquido” de la modernidad, Bogotá se configura como una metrópoli intercultural en donde en medio del tumulto colérico del Transmilenio, la amorfa muchedumbre de los conciertos y el anónimo hormigueo de los conjuntos residenciales confluyen personas procedentes de todas las regiones del país e inmigrantes de diversos lugares del mundo, mujeres y hombres que comparten un anhelo, “soñar y realizar su vida en esta ciudad del altiplano”.

 

Así, Bogotá se presenta como una ciudad tan diversa como anónima, heredera de una multiplicidad de cosmologías, usos y costumbres que por más extrañas o distantes que parezcan perviven en la ciudad.

 

Es común encontrar personas y colectivos plenamente identificados con saberes y cosmovisiones campesinas, indígenas y africanas. Tal es el caso del creciente uso de plantas medicinales, el retorno de prácticas médicas como la partería, o el renacer de cultos a la Pachamama. En lo referente a las expresiones artísticas, Bogotá hoy suena a caribe y Pacifico afro con ritmos originarios del rio Niger, no es extraño escuchar sonidos mediterráneos, aires balcánicos, gitanos y, por supuesto, rock and roll. Por otra parte, las temáticas colores y formas de su arte mural callejero recurrentemente plasman visiones amazónicas, andinas o celtas mostrando una ciudad que extraña la naturaleza, invocando por lo tanto el regreso del misticismo de los antepasados.

 

Toda esta diversidad se presenta como un enorme potencial transformador y refundador para las nuevas generaciones cuyo empuje no se hace esperar. En concordancia con la fluidez de la modernidad vigente, la relación espacio - tiempo se flexibiliza gracias a la revolución de la tecnología y las comunicaciones posibilitando que más personas emprendan búsquedas identitarias acercándose a cosmovisiones indígenas, africanas, orientales y europeas, cambiando usos y costumbres, visiones de mundo y hábitos de consumo, situación que insinúa una transformación profunda en la estructura social bogotana.

 

En consonancia con la fuerza de la historia, el futuro de la Capital es indudablemente intercultural, lo cual significa retos y desafíos para las nuevas generaciones, entre estos refundar las viejas instituciones excluyentes ligadas a los sistemas político y económico, generadores de construcción social y ciudadanía. En este sentido no se trata del mero reconocimiento y contratación de funcionarios bajo principios de diversidad étnica, el tema va hacia la lógica y filosofía de los partidos, el funcionamiento de la democracia, y la construcción de ciudadanía.

 

Bogotá cambia de abajo hacia arriba, retoma su ancestralidad, se proyecta como una metrópoli de enorme riqueza cultural en donde la pluralidad es la norma y la interculturalidad el espíritu cohesionador, una ciudad abierta de espíritu innovador, universal y mirada multicolor.

 

Comentarios: 0



Edición Agosto 2016

BOGOTÁ 2016, 478 AÑOS

A raíz de la calamitosa historia colombiana enmarcada en la tragedia de guerras fratricidas acaecidas incesantemente, Bogotá ha sido última opción y esperanza para muchas familias quienes huyendo de los vejámenes del conflicto armado se han procurado en el laberinto urbano una suerte de futuro.

 

A esta situación se suma una estructura socioeconómica nacional limitada en el acceso a las oportunidades afectando primordialmente a los más jóvenes de los sectores rurales, muchos de los cuales con ansias de proyectar y realizar sus sueños de vida igualmente han migrado al Distrito Capital.

 

Bajo estas circunstancias Bogotá se ha convertido a fuerza de la historia y la estructura social colombiana en una ciudad intercultural con raíces en todas las regiones del país. Se puede afirmar, sin temor al equívoco o a una exageración, que ¡no existe familia en Colombia sin algún pariente en la Capital!

 

Así, Bogotá tiene el complejo reto de superar lo doloso de la historia nacional, responder de forma decorosa y racional al flujo migratorio diario de nuevos habitantes, y ante todo aprovechar la enorme riqueza cultural de la cual es heredera, proyectando de esta manera una ciudad incluyente, dinámica y de avanzada para sus nuevas generaciones o de lo contrario, irremediablemente, se sumirá en un tumultuoso caos de inconvivencia e ingobernabilidad. 

Escribir comentario

Comentarios: 0


Edición Julio 2016

DEL NOMBRE “QUIRA”

 

Tal como los grandes viajes inician con un primer paso, nuestra apuesta por los medios de comunicación alternativa tiene en el término “Quira” su comienzo y a la vez su final.

 

ZipaQuirá, ChiquinQuirá, RáQuira, ZetaQuirá y otros nombres de la toponimia cundiboyacense develaron el concepto de tierra, pueblo y territorio implícito en la palabra “Quira”, y con ello la invitación a explorar la lengua y el pensamiento Muisca. Este reencuentro con la heredad abya-yaliana permitió a la vez experimentar el espíritu hermanado de la Africanería inmanente en una historia trágica compartida sin cuyo aporte no se hubiese concebido la actual Bogotá.

 

Así, se presentó ante nuestras miradas un centro urbano multicultural construido socialmente de manera forzada por la historia a raíz de la invasión, enfrentamientos armados internos y desplazamiento, una ciudad denigrada de forma recurrente en el discurso regionalista nacional, pero a la vez una metrópoli latente y diversa, prolífica en creatividad y expresiones artísticas.

 

La función periodística nos ha permitido percibir un aire renacentista renovador en las nuevas generaciones bogotanas irradiado a través de las artes y ciencias insinuando la madurez del sincretismo y síntesis creativa inmanente y distintiva de una “nueva identidad” fundamentada en la diversidad y la interculturalidad.

 

En consonancia con los nuevos tiempos y en contraposición al monopolio homogeneizante de los medios masivos de comunicación, constituimos “Quira, Agenda Cultural de Bogotá” con el objetivo de divulgar, acercar y comunicar la actividad, dinámica y pensamiento de la multiplicidad cultural de los habitantes de la Capital, procurando así fortalecer los nexos, inclusión e integración de las nuevas ciudadanías, realizando de esta manera nuestro aporte al actual momento renacentista del encuentro y el reencuentro.

Escribir comentario

Comentarios: 0


Fotografía: Felipe Patiño
Fotografía: Felipe Patiño

Edición Junio 2016

MOVIMIENTO DE LAS MANTAS NEGRAS

El pasado 11 de mayo voceros de la nación Wayuú acompañados por los representantes de la Organización Nacional Indígena de Colombia – ONIC, activistas, medios y personas solidarias con la causa indígena, realizaron un “ritual de duelo” en la plaza de Bolívar de Bogotá como acto simbólico de protesta por la difícil situación en que viven los ciudadanos indígenas de nuestro país, afectando gravemente a la niñez y a los adultos mayores.

 

La situación es precaria debido a la escasez de alimentos y por consiguiente malnutrición, además de aparición de enfermedades parasitarias y gastrointestinales latentes debido a la calidad del agua que aquejan a un gran porcentaje de la población.

 

El caso es dramático y de urgente solución, principalmente en el territorio ancestral Wayuú, donde en los últimos años han muerto más de 5.000 niños. Las medidas hasta ahora tomadas por las entidades departamentales y nacionales no dejan de ser paliativas y cortoplacistas, carentes de propuestas, proyectos o planes de envergadura interinstitucional que perfilen medidas estructurales acorde a las dimensiones y complejidad de la problemática.

 

A raíz de esta situación surgió el “Movimiento de las Mantas Negras” conformado por autoridades y líderes indígenas de todo el país, defensores de Derechos Humanos, artistas y personas de la sociedad civil, quienes de manera solidaria se suman con el objetivo de visibilizar la difícil situación descrita, generando al Estado colombiano una alerta para poner en marcha planes contingentes y estructurales con soluciones de fondo, y ante todo movilizar a la ciudadanía de manera solidaria ante la causa de vida de nuestras naciones originarias.

Escribir comentario

Comentarios: 0


Edición Mayo 2016

¿HACIA DONDE VAMOS LOS BACATAES?

 Edgar Rodríguez Cruz

earodriguezcr@gmail.com

 

Sentado en el cerro reconozco con la mirada el espacio cósmico de Bacatá envuelto en una enorme nube tóxica. Percibo su olor a llanta quemada y combustible, y me pregunto ¿será este el olor de la civilización? Y si así huele, a que huelo yo que tan solo soy un hombre de barriada y barro, ignorante y desempleado, descendiente del “salvaje” mundo Muisca y de un camino que conduce a ninguna parte.

 

Respiro la “civilización” y me surge una pregunta: Que sentiría Nemqueteba, el gran predicador muisca, al ver la nube sombría de la contaminación que cubre el territorio de sus ancestros, ahora transformado en la capital de un país en guerra, donde sus bacataes, seres melancólicos por naturaleza, con sus miradas bajas, paranoicas, deambulan humillados repasando imágenes televisivas que coartan la imaginación.

 

Bajo de la montaña y me introduzco en el hormiguero de concentración donde el poder político y económico, ahora moderno y globalizado, cría sus nuevos esclavos. El humo de los motores lo carcome todo, los atracos del crecimiento económico se llevan hasta la felpa de los bolsillos, los buses atestados llevan y traen los sueños y esperanzas por alcanzar un estrato “mejor”, y así comprar más, arrojar más, sentirse más.

 

Me niego a ser moderno y civilizado, a concebir el desarrollo económico como un ideal de vida que produce y reproduce pobreza, me resisto a jugarle a la modernidad y el modernismo que hace la sociedad una suma forzada de individualismos en franca lid por una supuesta mejor posición de largada.

 

Y la herencia muisca?, y las nuevas herencias yoruba, bantú que llegan desde el caribe y el pacífico? Si la civilización occidental en Bogotá llegó a su máxima expresión un laberinto de puñaladas y paranoias, no será momento de beber de las otras fuentes? Retomar el espíritu de los salvajes y cimarrones, de levantar la mirada con dignidad y preguntase ¿hacia dónde vamos los bacataes?

Escribir comentario

Comentarios: 0