Foto: Luna Vera
Foto: Luna Vera

RESISTENCIA EMBERÁ EN BOGOTÁ

Por Jennifer Villagrán

Colectivo Dignidad Popular

 

Con la sangre combatiente de miles de indígenas que resistieron la invasión, inicia la historia de los pueblos originarios que pasaron de poblar el territorio a ser una minoría, en muchos casos, desplazada y atendida por el estado

 

Esta historia de constante violencia cobra la vida de muchos indígenas, no solo con la muerte, sino con la humillación, el desarraigo y el desplazamiento. Este es el caso de alrededor de 1100 Emberas que habitan la ciudad de Bogotá y se radican en los barrios La Favorita, San Bernardo, Villa Javier, entre otros, sometidos a las acusaciones que pasan por el desconocimiento, la estigmatización y la indiferencia, de quienes creyeron que el pueblo Embera solo se dedica a la mendicidad, pero ¿cuántas personas de las que dicen – los traen por el negocio de mendigar – les gusta la vida fácil – para que se venían a Bogotá? – El estado les da todo y ellos se emborrachan – entre otras frases – se han acercado alguna vez a escuchar la historia de su llegada a la ciudad, que tan fácil les ha resultado vivir en Bogotá o que tan cómodo es un paga diario. Los Embera son más productivos en sus tierras que mendigando en la ciudad”, dice Olivia Charichá, una Embera que como muchas y muchos nos dejan claro que la reivindicación de nuestras raíces no es un favor, es una deuda histórica.

 

Nuestra experiencia profesional y personal, nos ha develado que a gran parte de la sociedad le cuesta reconocer que hay otro, otra, que a pesar de los intentos, este no es un pueblo estático y homogéneo y que con su discurso intenta minimizar la indolencia que sus actos no pueden esconder.

 

Los Embera están ahí, en el corazón de la ciudad, se encuentran vendiendo artesanías, tejiendo historias, hablando en lengua, cantando, bailando y sobreviviendo a una ciudad abrumadora. La invitación es a que se acerque, a que pregunte a que conozca de frente una realidad que no desaparece ignorándola, sin lástima, sin prejuicios sino con la disposición necesaria para escuchar la verdadera historia.

El colectivo Dignidad Popular desarrolla espacios educativos, interculturales bilingües en una de las sedes del colegio Antonio José Uribe como una propuesta para seguir caminando en la lucha por el derecho a la ciudad y al territorio, decolonizando los saberes, minimizando las brechas que por siglos nos han separado, resistiendo al desplazamiento múltiple, a la pérdida de identidad y a las diferencias irreconciliables que han sido estratégicamente impuestas, a través de la educación popular.

 

Este trabajo se fortalece con el intercambio de experiencias teniendo presencia en barrios como Bella Flor y Paraíso en Ciudad Bolívar, Santa Bárbara Centro y San Bernardo en la localidad de Santafé y está abierto a seguirse fortaleciendo con nuevas propuestas que nos permitan seguir avanzando.

 

La tarea hoy es lograr que no se siga normalizando la violencia, que exista mayor sensibilidad con el entorno, solidaridad con las personas que caminan junto a nosotras (os), que no pase desapercibido el incremento de desplazados que engrosan las líneas de pobreza del país y que nos atrevamos a asumir el compromiso de construir una sociedad mejor para todas(os).

 

...

 

Datos de contacto:

Redes sociales: @mingaemberaenbogota / @Dignidadpopularcpu

Whatsapp: 319 666-2887

 


 

La Minga es un esfuerzo de diferentes personas al cual fue invitado el Colectivo Dignidad Popular