Lunes    Martes    Miércoles    Jueves    Viernes    Sábado   Domingo

 

LA FUERZA DE LA PALABRA

Encuentro de Escritores y Lectores

Edición 19

Abril, mayo 2020

Tatik Carrión

Redactora Literaria Quira Medios

  

Queridos amigos de la vida, de la literatura, de la pedagogía, de la cultura…

 

¡Estamos en cuarentena! ¡Oh, por Dios! ¡Qué oportunidad maravillosa para compartir con nosotros mismos y con los que amamos!

 

Son días extraños y difíciles. Jamás nos habíamos enfrentado a una situación tan compleja que cobra vidas de manera invisible o saben que sí… sí, pero muchas veces, no lo reflexionamos así. La guerra tiene también una acción a veces invisible para muchos y que genera pérdidas irreparables.

 

Un virus, cuyas teorías van desde su origen en un murciélago hasta la creación en laboratorios de China y Estados Unidos y otras ideas que no voy a citar porque no los voy a aburrir y a saturar… Este virus, nos confronta hoy en muchas facetas, una de ellas, con nosotros mismos. ¡Necesitamos cambiar! ¡Es urgente, que se reajusten los sistemas con los que venimos viviendo! Ojalá que los gobernadores, grandes empresarios y banqueros, pongan la vida por encima del dinero y el poder.

 

Bueno, puede decirse mucho y ya se ha dicho; sin embargo, es muy importante el trabajo individual al que nos vemos comprometidos a realizar. Sí, comprometidos porque todos vivimos en esta tierra y somos responsables de todo lo que aquí acontece y los cambios no pueden ser únicamente de los políticos de turno o de los grandes empresarios, sino también desde cada uno de nosotros, aportar al autocuidado, el cuidado de los otros y por supuesto, el cuidado y recuperación de la naturaleza que, ha estado hermosa y más tranquila sin nuestra presencia, eso de por sí, debe sacudirnos un poco para producir cambios internos y externos desde cada uno y desde nuestras familias para que la vida en la tierra, sea maravillosa y feliz y no como venía siendo, un afán tremendo en lo superficial con grandes y absurdos daños para todos.

 

Ahora que, en la cuarentena, los artistas nos ponemos de moda y recibimos una alta valoración por nuestro trabajo, pero que, al tiempo, nos ha tocado hacer un llamado a los gobiernos para que no sólo pasen la cuarentena con nuestros contenidos, sino que también, se nos brinden medidas de protección que merecemos y necesitamos con urgencia en muchos aspectos, los invito a que sigamos de manera organizada, sin saturar a nuestros lectores, subiendo contenidos de calidad artística para el compartir, el disfrute y la formación de muchos y a nuestros lectores, les pido el apoyo y valoración por esto, pues porque muchos no estamos cobrando por hacer vídeos, dar entrevistas, mandar audios, etc y lo que nos motiva es saber que hay alguien al otro lado de la pantalla que recibe los contenidos, pero que también los valora y comparte con los suyos.

 

Ya para terminar, les dejo un abrazo con gratitud y afecto y presento a los tres autores invitados en este mes de abril, mes del idioma, mes de familia y amigos. 

 

Johanna Marcela Rozo, nos participa una serie de poemas, en la que los ancestros y su ser, hacen presencia desde y hacia las palabras. Los poemas de amor, los fragmentos que nos hablan de la muerte y la dulzura de convivir con los otros, permiten a los lectores, pasar por diversos estados de ánimo, sintiendo la vida desde una poesía muy natural y fiel a la realidad de nuestro mundo.

 

Daniel Montoya, nos cambia de canal, nos resetea la cabeza y nos saca de la realidad en la que estamos sumergidos. Sus cuentos no son comunes, son fantásticos con todos los sinónimos que contiene esta palabra. Es de esa literatura en la que todo es posible y el futurismo nos guiña un ojo. Los niños son sus protagonistas y cuentan sus aventuras con el mundo. ¡Un gran disfrute!

 

Jorge Valbuena, expone en su ensayo con argumentaciones poderosas, la importancia de la poesía en la existencia, sobre todo en estos días de confinamiento. Nos revela que todos somos poemas, aunque no nos guste serlo y nos narra desde su ventana, algunos capítulos dulces de su infancia. No contento con ello, nos propone una empresa muy divertida, realizar un noticiero literario para respirar asombro y alegría. ¡Hagámoslo realidad!

 

 

» Información y contacto con Tatik «

 

POESÍA 

Johanna Marcela Rozo

Contadora Pública. Licenciada en Humanidades y Lengua Castellana, Especialista en Pedagogía de la Lengua y la Literatura y Maestra en Educación. 

 

AUTOBIOGRAFÍA

 

Voy por el mundo sin ser una crisálida 

camino con esfuerzo 

porque no tengo raíces para cimentarme en la tierra. 

 

La herencia de mis abuelos solo tiene recuerdos

en blanco y negro, pero no me pertenecen.

 

Vengo de todas partes, de la bota, del rancho, 

del río, del pez, del vientre, de ti, siempre de ti.

 

Intento desembocar en la palabra, 

única creación que me hace volver a mi forma humana 

para alejarme de la felina que sigue arañando en el fondo.

(leer más)

 

 

CUENTO

Daniel Montoya

Licenciado en Lengua Castellana de la Universidad del Tolima (2011) y Máster en Neuropsicología y Educación de la Universidad de la Rioja, España (2017).

 

LOS APRENDICES

 

Cansada de nuestros fracasos escolares, la profesora decidió demostrarnos que la culpa no era suya. Llevó a clase un león y lo hizo sentar enfrente de todos. La profesora nos explicó que ella le había enseñado a leer y escribir. Le pasó una hoja y él, manso y decente en sus gestos, leyó en voz alta, en perfecto español y con un tono lírico que nos estremeció. Apenas terminó, la profesora le pasó una evaluación, que él contestó rápidamente. Ella la calificó delante de todos y las respuestas eran perfectas. 

 

Yo me levanté de la silla, aplaudí y solté un fuerte rugido de entusiasmo desde el fondo del vientre, como nos había enseñado la profesora. 

(leer más)

 

 

ENSAYO

Jorge Valbuena

Magister en Estudios de la Cultura con mención en Literatura Hispanoamericana, Universidad Andina Simón Bolívar, Ecuador; Especialista en Creación Narrativa de la Universidad Central.

 

OCUPACIONES DE LA POESÍA

Reflexiones desde la pandemia

 

Aún son recurrentes los recuerdos en que me veo caminando de la mano de mi infancia, por los pasillos de la casa, repitiendo en voz alta los versos de un poema que debo aprender de memoria para la izada de bandera del día siguiente en el colegio. 

 

Cruzaba la noche con el sonsonete en la respiración y en los sueños, palabras taladrando una tras otra el lugar de la cabeza donde se guardan las cosas para que no se olviden. Imaginaba todo el acto, desde el saludo a la bandera, los estudiantes pilos recibiendo su banderita y en algún momento de la lista de puntos: el poema (...)  (leer más)

 

 





Agenda Cultural de Bogotá

Consulta las actividades y movimiento cultural de Bogotá




Apoya: