CONCILIATÓN NACIONAL

 

La Solución es Dialogando

 

Estrategia del Ministerio de Justicia apoyada por la Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia de Bogotá, que pretende mejorar la convivencia y promover la solución pacífica de conflictos a través del diálogo, con los mismos efectos de una sentencia judicial.

 

La jornada se realizará los días 24, 25 y 26 de noviembre. Para participar, los ciudadanos interesados deberán inscribir con antelación el caso ante cualquiera de estas entidades:

Casas de Justicia, Unidades de Mediación y Conciliación, Conciliadores en Equidad, Jueces de Paz, Inspecciones de Policía, Fiscalías Locales, Juzgados de Pequeñas Causas y Competencias Múltiples, Comisarías de Familia, Centros de Conciliación en Derecho, Consultorios Jurídicos, Cámara de Comercio, Personerías Locales, Defensoría del Pueblo, Inspecciones de Trabajo, Centros Zonales del ICBF, o Centros de Conciliación de la Policía Nacional

 

 Una vez inscrito el caso, el ciudadano deberá esperar la comunicación del conciliador y reunir la información y los documentos complementarios que le soliciten, esperar la notificación o citación a la audiencia de conciliación y finalmente asistir a la cita.

 

“Uno de los principales objetivos que tiene la nueva Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia es precisamente acercar la justicia a los bogotanos. Estamos reforzando el Sistema de Justicia Local para ser más efectivos en solucionar la conflictividad ciudadana y así prevenir comportamientos que afectan la convivencia o que incluso desemboquen en la comisión de delitos”, señaló Daniel Mejía, Secretario de Seguridad, Convivencia y Justicia de Bogotá.

 

La "Conciliatón" le apunta a solucionar conflictos relacionados con temas como:

contratos de compraventa, arrendamientos y reparaciones; pago de deudas; cuotas de administración en mora; conflictos de sociedades; uso de espacios comunes; conflictos de convivencia por ruido, mascotas, humedades; cuotas alimentarias, separación de bienes y de cuerpos; asuntos de accidentes de tránsito sin heridos; lesiones personales sin secuelas; daño en bien ajeno; injuria, calumnia, abuso de confianza; invasión de tierras o de inmuebles, entre otros.