Foto: yamidencine-y-filo.blogspot.com
Foto: yamidencine-y-filo.blogspot.com

 

Colombia, una pesadilla sin fin

Por Diana Carolina Tarazona Callejas

 

 

Pensando en el momento coyuntural por el que atravesamos en Colombia y al mismo tiempo en el cine como un arte que narra historias y en ocasiones una parte de la historia,  vienen a mi cabeza dos películas que por medio de sus narraciones, una de ficción y  la otra documental, nos embarcan en dos momentos diferentes de la historia de Colombia, y que si son vistas en orden, con relación a su año de estreno y al momento histórico al cual hace referencia cada una, generan una sensación de un estado letárgico en Colombia, que lleva años, donde en vez de un sueño prolongado estuviéramos en una pesadilla de la que pareciera no fuéramos a despertar jamás. 

 

Por un lado, está la película Canaguaro dirigida por Dunav Kuzmanich en el año 1981. Imágenes de archivo del Bogotazo luego del asesinato de Jorge Eliecer Gaitán en 1948 dan apertura a esta pieza cinematográfica, donde un reportaje de la época nos ilustra el momento histórico y político por el que atravesaba Colombia. Este es un abrebocas importante, ya que nos ubica en el nacimiento de la lucha guerrillera, que es el tema de la película. Esta introducción da paso a una voz en off, que presenta con las siguientes palabras al protagonista principal y también narrador: “Me pusieron Canaguaro porque nací en la vereda de ese nombre y también porque soy bueno pa’ la pelea” esta voz junto con los bellos paisajes que nos presentan a través de planos generales y una canción de joropo, nos muestran una parte de la Colombia profunda, los Llanos Orientales, donde será ambientada la película. 

 

Imagen: canaguaro.cinefagos.net
Imagen: canaguaro.cinefagos.net

 

La historia de Canaguaro gira alrededor del nacimiento de las guerrillas liberales de los llanos orientales, donde a través de flashbacks de su vida y la de diferentes personajes pertenecientes a la guerrilla comandada por él, se reencarna la historia pasada y presente de muchos colombianos. Estas evocaciones del pasado nos muestran constantes y diferentes tipos de abusos policiales por parte de los chulavitas hacia las familias de estos personajes como desplazamientos, despojo de tierras, violaciones y asesinatos, a los cuales ellos han sobrevivido; y sumado a esto el estallido social generado a partir de la muerte de Jorge Eliecer Gaitán, son la gota que derrama el vaso, dando origen al nacimiento de estas guerrillas.

 

El hilo argumental de la película se da a través del recorrido que hace este grupo guerrillero en busca de unas armas que el partido les ha prometido y que nunca les serán entregadas. Retratando así los juegos de poder, la manipulación de la clase política y el distanciamiento social que hay entre el centro y las periferias del país, situaciones que aun están vigentes y que son importantes para entender nuestro contexto social y político, tanto pasado como presente. Finalmente, los líderes del partido hacen un llamado al diálogo y a la reconciliación, prometiendo paz, justicia y libertad; la mayoría dejan las armas, menos dos y Canaguaro, uno de ellos dice: “yo creo que nosotros no hemos peliado para volver a la vida de antes: hambre, sufrimiento, miseria… Ahora es cuando tenemos que seguir peliando”. La escena final acompañada de un joropo, muestra como uno a uno asesinan a cada hombre que entregó las armas. 

 

Por otro lado, está el documental conocido en español como Colombia fue nuestra dirigida por Jenni Kivistö y Jussi Rastas en el año 2020. El contexto histórico de este documental comienza con imágenes de archivo del acuerdo de paz firmado por el gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC en 2016.  Esta pieza cinematográfica presenta la visión de 4 personajes relacionados con este acuerdo: un ex guerrillero de las FARC (Ernesto) y un campesino cocalero (Pacho) que defienden la paz. Por otro lado, una congresista del partido centro democrático (María Fernanda Cabal) y un aristócrata (Benjamín) que condenan el acuerdo; estas dos visiones hacen que el documental tenga una visión imparcial acerca de este proceso.

 

Imagen: cineuropa.org
Imagen: cineuropa.org

 

 

A través de las visiones y el seguimiento de cada uno de estos personajes, que representan una gran parte de los colombianos, pero que muestran mundos tan desconocidos para los mismos como lo son un campamento guerrillero o el Congreso, los directores muestran lo que sucede después de la firma de este acuerdo, encontrándonos con una sociedad colombiana polarizada, donde los que condenan el acuerdo aseguran que la guerra no tiene sentido, pero saben justificarla en nombre de la justicia. En el otro polo encontramos los que creen en la paz, y como Ernesto el ex guerrillero, están dispuestos a luchar por un país mejor, pero ya sin armas. A pesar de que este documental enfoca su argumento en la historia de estos 4 personajes, dirige los focos de las cámaras con más énfasis hacia la historia de Ernesto, que es un ser humano que luego de dejar las armas sigue luchando por tener un país con mejores condiciones de vida a través de procesos políticos, ya que quiere llegar al Congreso pero no lo logra. Cada vez se hace más difícil mantener estas convicciones ya que los acuerdos no se están cumpliendo y a la par están asesinando a sus compañeros que también dejaron las armas, esto genera un ambiente de incertidumbre, de lo que se deduce que en cualquier momento el próximo puede ser él, dejando un sentimiento en el aire de desazón. 

 

Foto: cineuropa.org
Foto: cineuropa.org

 

 

Las historias de Canaguaro y Ernesto, una real y la otra de ficción, pero fieles a un momento histórico vivido en este país, encarnan la historia de muchos colombianos que día a día intentamos y volvemos a intentar tener una vida digna, pero que el despiadado y constante juego de la clase política que nos humilla burlando nuestros derechos fundamentales, hace que cada día perdamos la esperanza de vivir con dignidad. Entonces un día cualquiera, pensando en Canaguaro y Ernesto, en sus historias que con diferencia de 30 años son tan vigentes hoy en día, uno se pregunta si algún día despertaremos de esta pesadilla.

 

 


 

Canaguaro

Dirección: Dunav Kuzmanich

País: Colombia

Año: 1981

Género: Ficción

Duración: 87 minutos

Idioma: Español

Formato: 35 mm, color

Guion: Marcelo Romo, Dunav Kuzmanich, Pepe Sánchez

Sonido: Gregorio Valtierra

Fotografía: Carlos Sánchez

Montaje: Mario Jiménez

Protagonistas: Álvaro Ruíz, Luis Chiappe, Hernando Casanova "El culebrero", Alcira Rodríguez, Pepe Sánchez, Gilberto Puentes, Iván Rodríguez, Felipe González, Marcelo Romo

 

 


 

Colombia In My Arms – Colombia Fue Nuestra

Dirección y guion: Jenni Kivistö & Jussi Rastas

País de filmación: Colombia

Países de producción: Finlandia, Francia, Dinamarca, Noruega.

Año: 2020

Género: Documental

Duración: 91 minutos

Idioma: Español

Formato de rodaje: HD

Formato de exhibición: DCP / QuickTime ProRes 422 / H.264

Relación de aspecto: 16:9

Cinematografía: Jussi Rastas

Montaje: Jenni Kivistö & Jussi Rastas, Sully Reed, Antti Jääskeläinen

Composición musical: Povl Kristian

Diseño sonoro: Rasmus Winther Jensen

Productor: Filmimaa Ltd / Markku Tuurna

Título internacional: Colombia in My Arms

 

Título en español: Colombia fue nuestra